La recesión que vive Portugal, agobiado por la crisis financiera y las exigencias de su rescate, se agudizó en el segundo trimestre de este año con una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,3 % en relación al mismo periodo de 2011.

Según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística luso (INE) el descenso del PIB en comparación con el trimestre precedente fue del 1,2 %.

Con estos datos, Portugal parece lejos de cumplir las previsiones oficiales de cerrar 2012 con un descenso del PIB no muy superior al 3 por ciento.

Los datos del segundo trimestre muestran un acusado empeoramiento de la economía lusa, que entre enero y marzo había registrado un descenso mucho menor, del 2,3 % en relación a periodo homólogo de 2011 y del 0,1 % en comparación con el trimestre precedente.