El presidente Vladimir Putin prometió el viernes a los líderes de Asia y la Cuenca del Pacífico reunidos en el puerto de Vladivostok que Rusia será un proveedor confiable de energía y un puente hacia Europa que puede ayudar a revitalizar el comercio regional.

Rusia ha aumentado sus exportaciones de gas y petróleo a Asia luego de años de concentrarse casi por completo en el mercado europeo. Moscú también tiene planes ambiciosos para desarrollar sistemas ferroviarios, puertos marítimos, carreteras y aeropuertos en el este del país con el objetivo de proveer un sistema de transporte confiable entre Asia y Europa.

"Lo primero y más importante que vamos a hacer es desarrollar infraestructura para transporte", dijo Putin a líderes empresariales de la región.

El mandatario resaltó el espacio económico común de Rusia con sus vecinos Kazajistán y Bielorrusia como "una ruta directa a Europa para las empresas de la región del Pacífico".

La pérdida de ímpetu de la economía en China y otros países hacen del libre comercio una urgente prioridad para los 21 miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), cuyos líderes se reúnen en el puerto ruso de Vladivostok para su cumbre anual.

El foro tiene como fin fomentar el crecimiento mediante la eliminación de barreras que interfieren con el comercio y los negocios, a la vez que estimula el acercamiento económico.

Dada su condición como organización gobernada por consenso, la APEC no es conocida por hacer grandes avances en planes de acción. Además, las contiendas electorales en algunos países y las disputas territoriales hacen de este año uno particularmente complicado.

Varias naciones reclaman territorios en momentos en que necesitan enfocarse en fomentar el crecimiento económico. Corea del Sur disputa territorios con Japón, éste con China y Rusia, y Beijing con muchos de sus vecinos del sudeste asiático.

El fuerte declive en el crecimiento este año — de 12% en diciembre a 4,6% en mayo — subraya la importancia de impulsar iniciativas comerciales, dijo el viernes en un reporte la Unidad de Apoyo en Políticas de la APEC, una unidad independiente de análisis e investigación.

Dado que Europa continúa sumida en una crisis de deuda, Asia sigue siendo el principal motor de crecimiento global, a pesar de que el crecimiento económico de China bajó a 7,6% en el segundo trimestre, su menor nivel en tres años, y a que hay señales de que la recuperación de Japón no marcha como se esperaba.

En su último pronóstico, el Banco Asiático de Desarrollo predijo que las economías se expandirán 6,6% este año.

"Rusia está posando su mirada en Asia. No está creciendo tanto como hace dos años, pero sigue siendo el punto fuerte de la economía global", dijo Tony Nash, director gerente de IHS Global Insight, en Singapur. "Aún es el lugar donde está la acción".