El presidente de Paraguay, Federico Franco, anunció hoy la contratación de un equipo jurídico de Estados Unidos para analizar la posibilidad de una demanda ante el Tribunal de La Haya contra la suspensión del país decretada por el Mercosur.

"A través del canciller (José Félix Fernández Estigarribia) definimos la contratación de un equipo jurídico de primer nivel internacional de los Estados Unidos", informó Franco en rueda de prensa.

Ese grupo de abogados tendrá a su cargo la consultoría y análisis de una eventual demanda de Paraguay, tras la suspensión decretada por el Mercosur el 29 de junio pasado, siete días después de la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo.

Lugo fue separado del cargo a través de un juicio político en el Legislativo y reemplazado por Franco, que entonces se desempeñaba como vicepresidente del país.

El Mercosur adoptó la sanción, similar a la decretada el mismo día por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al considerar que en el país se produjo un "quiebre democrático" y anunciar que solo reconocerá a las autoridades que surjan de las elecciones generales del 21 de abril de 2013.

No obstante, la Constitución paraguaya contempla la figura del juicio político y la sustitución del presidente por el vicepresidente en caso de destitución.

Franco, que inicialmente había descartado la posibilidad de que su Gobierno -que concluirá el 15 de agosto del año próximo- recurra a al Tribunal La Haya, consideró que sería importante dejar un precedente, al momento de reconocer que será muy difícil que ese trámite ayude a "menguar la situación" actual.

El gobernante también confirmó durante la conferencia de prensa que recibió la invitación del presidente estadounidense, Barack Obama, para asistir a una cena en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se iniciará el día 18 próximo.

El Gobierno paraguayo tiene la intención de aprovechar esa cumbre para ratificar su rechazo a la sanción del Mercosur que, según la administración de Franco, violó el derecho a la legítima defensa al decretar la suspensión en ausencia de Paraguay.

El jefe de Estado recibió, también en esta jornada, a un grupo de legisladores argentinos que le expresaron el deseo de que se pueda revertir la coyuntura regional a través del diálogo.

La comitiva argentina, que aclaró que no vino a Asunción en misión de observación, estuvo integrada por los senadores Juan Carlos Romero, Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Estensoro; y los diputados Federico Ramón Puerta, Ricardo Buryaile, Julio César Martínez, Agustín Alberto Portela, Carlos Marcelo Comi y Ángel Torres, según detalló la agencia pública IP Paraguay.