Las autoridades nicaragüenses mantuvieron hoy por segundo día seguido la alerta verde o preventiva en Managua y sus municipios vecinos debido a un enjambre sísmico registrado en la víspera en un área cercana a un volcán, pese a que ha disminuido la actividad.

"La alerta verde se va a mantener hasta segunda orden", declaró en rueda de prensa el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

Nicaragua decretó anoche la alerta verde o preventiva en la provincia de Managua luego que se registraran al menos 17 pequeños sismos entre el volcán Apoyeque y el Lineamiento Nejapa Miraflores, ubicado a unos 10 kilómetros de Managua, a profundidades de entre 2,8 y 6 kilómetros.

Según González, "la actividad sísmica se mantiene" este viernes, aunque la Dirección General de Geología y Geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) reportó hoy una disminución de la actividad sísmica.

Esa entidad registra este viernes cuatro pequeños sismos de menor magnitud que no han sido percibidos por la población, precisó a los periodistas la directora de Geología y Geofísica del Ineter, Angélica Muñoz.

"La disminución sísmica no significa que la actividad se fue, sino que está en un reposo", aclaró.

Asimismo, la funcionaria anunció que un equipo de especialistas, en coordinación con la Defensa Civil, inspeccionarán el volcán Apoyeque "para conocer si hay manifestaciones de gases en el agua" de la laguna.

"Si logramos identificar algunas de estas manifestaciones estaríamos asociando este episodio sísmico a la actividad posible de las cámaras magmáticas que pueda tener este volcán en sus entrañas", apuntó.

El Acoyepe, de 420 metros de altura, forma parte de los volcanes activos de la cadena volcánica nicaragüense.

En enero de 2001 ocurrió un enjambre muy intenso cerca de ese coloso con un sismo mayor que tuvo la magnitud 5,2 en la escala abierta de Richter y fue sentido fuertemente en los municipios de Managua y Ciudad Sandino, sin causar daños ni víctimas humanas.

Las autoridades seguirán vigilando la actividad sísmica del volcán Apoyeque, ubicado en la parte sur-central del lago Xolotlán o de Managua y cerca de la laguna de Xiloá, y que informarán de cualquier evento importante.