El Museo de Arte Moderno de Tokio acoge estos días la exposición "Belleza futura", que recorre la historia de la moda japonesa desde la década de 1980 hasta la actualidad a través de más cien prendas y artículos firmados por diseñadores como Yoji Yamamoto o Issei Miyake.

Estos dos últimos enseñan en esta muestra sus creaciones de la década de los 80, mientras que entre los diseños actuales destacan algunos como los de la nueva firma Somarta, la favorita de estrellas como Lady Gaga, según los organizadores.

"Tenemos público de todas las edades, pero sobre todo los jóvenes se muestran impresionados por las colecciones de los míticos diseñadores de los ochenta, y también las nuevas generaciones como Aseedoncloud", explicó a Efe una portavoz del museo tokiota.

Esta exposición retrospectiva, organizada por la Fundación de la Cultura de la Moda de Kioto, viajó a Londres en 2010, a Múnich (Alemania) en 2011 y ahora regresa a Tokio, donde permanecerá abierta hasta el 8 de octubre.

La sección "Elogio a la sombra" enseña una docena de vestidos en blanco y negro de varias gamas y telas inacabadas, deliberadamente estropeadas y con formas asimétricas, lo que se conoce como prendas "destruidas".

En una sala blanca larga dividida con velos semitransparentes se perfilan las formas livianas en blanco y negro diseñadas en su mayoría por Yoji Yamamoto y Rei Kawakubo, quienes cuestionaban la opulencia y los colores vivos que dominaban entonces las pasarelas occidentales.

Acompañan a las prendas proyecciones en vídeo sobre varias colecciones de Jun Takahashi y Kawakubo en la pasarela de París, que reflejan el dinamismo de los diseñadores de los 80.

El recorrido continúa con una muestra de la fusión de conceptos japoneses y tendencias occidentales, plasmada por ejemplo en los diseños nipones tradicionales que aparecen estampados en prendas de forma occidental, como las plisadas de Issei Miyake.

El estilo urbano que mezcla el minimalismo de los 80 con una cierta inspiración manga que incluye iconos como Hello Kitty, muy presente en las tendencias de los 90, está representado por una generación de jóvenes diseñadores como Chitose Abe, Kazuki Takashima o Tamae Hirokawa.

Estos últimos creadores muestran la unión entre tradición y la renovación a través de vestidos sencillos pero con dibujos de colores vivos, al lado de prendas como un vestido largo que se combina con zapatos plateados de tacón alto de Hirokawa, que lidera la firma Somarta.

La exposición concluye en una sala que recoge las tendencias de jóvenes artistas japoneses que adaptan sus diseños a situaciones de la vida cotidiana, y que aparecen acompañados de cuadros de color pastel de Kunio Kato, ganador del Óscar 2009 al mejor corto de animación.