Lewis Hamilton fue el más veloz el viernes en las prácticas del Gran Premio de Italia, en las que el líder del campeonato Fernando Alonso tuvo algunos problemas con su bólido Ferrari.

Hamilton cronometró 1 minuto, 25.290 segundos, apenas 0.038 segundos más rápido que su compañero de McLaren, Jenson Button.

Alonso fue tercero en la segunda sesión, a 0.058 segundos de Hamilton, pero tuvo dificultades con su vehículo en ambas sesiones. El español tuvo un problema con el motor a seis minutos del final de la sesión matutina, luego enfrentó dificultades con los frenos y la transmisión en la tanda vespertina.

"Esperábamos tener una mejor práctica, pero así es esto", comentó un resignado Alonso. "Tendremos que usar la información del vehículo de Felipe (Massa). En estas situaciones tienes que confiar en tu compañero y gracias a Felipe no nos perderemos nada de las vueltas que no pudimos dar. Estoy más o menos contento con el desempeño, sólo tenemos que hacer algunos pequeños ajustes para mañana".

"No nos preocupa mucho. Usualmente el viernes pasan cosas que no pasan el sábado o el domingo. A veces llevamos el vehículo a los extremos el viernes y experimentamos, así que no es un gran problema. Lo que preocupa más es que McLaren lució impresionante hoy, así que tenemos que tenemos que mejorar mañana".

Sebastian Vettel, de Red Bull, redujo a 24 puntos la ventaja de Alonso en el campeonato mundial en la carrera del fin de semana pasado en Bélgica, donde el español se vio involucrado en un accidente que lo dejó fuera de carrera.

Vettel fue 11ro en la primera práctica y 13ro en la segunda.

"Tenemos que concentrarnos en nuestro trabajo", dijo Alonso. "Hemos tenido un buen desempeño hasta ahora, pero el fin de semana pasado vimos que las cosas pueden cambiar rápido y puedes perder la ventaja".

Massa fue cuarto en la sesión vespertina, seguido por Nico Rosberg de Mercedes.

Michael Schumacher fue el más rápido en la primera práctica, con crono de 1:25.422, pero su Mercedes fue décimo en la tarde.

Ma Qing Hua se convirtió en el primer piloto chino que participa en un fin de semana de la Fórmula Uno, cuando remplazó a Narain Karthikeyan en la primera sesión.