El colombiano Ramón Quintero Sanclemente, un exjefe del cártel de las drogas del Norte de Cali, se declaró culpable hoy de conspirar para importar cocaína a EE.UU. en un tribunal del sur de Florida, según el documento judicial del caso al que Efe tuvo acceso.

Quintero, alias "Señor de Buga" y por quien las autoridades estadounidenses ofrecían una recompensa de 5 millones de dólares, admitió su culpabilidad tras alcanzar un acuerdo con los fiscales federales.

El acusado, de 54 años, compareció este viernes ante el juez William Dimitrouleas en el tribunal federal de Fort Lauderdale, al norte de Miami, quien fijó la audiencia de sentencia para el próximo 19 de noviembre. Posiblemente reciba una reducción de condena por declararse culpable.

En enero de 2012 el hombre se había declarado inocente de conspirar para importar cocaína a este país y de blanqueo de capitales.

EE.UU. le acusa de conspirar para importar cocaína entre enero y marzo de 2004 y de intento de importación de drogas en septiembre de 2005.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso sanciones contra Quintero Sanclemente en 2010, tras incluirlo en su lista de narcotraficantes especialmente designados (SDNT), debido a su "papel significativo" en el tráfico de drogas desde Colombia.

Esa designación prohíbe que empresas y entidades de EE.UU. realicen transacciones comerciales o financieras con los individuos identificados en esas sanciones, y congela los activos que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense.

En 2010, Quintero Sanclemente fue detenido en Quito por las autoridades ecuatorianas, que lo extraditaron a Bogotá y el Gobierno colombiano después lo extraditó a EE.UU.

Según la acusación, el cártel del Norte de Cali fue "responsable de obtener más de 50 toneladas métricas de cocaína anualmente para exportarla a México, Europa y EE.UU.".

La Policía colombiana aseguró entonces que la organización tenía también ramificaciones en Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá.