Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó hoy al término de una visita a Honduras, que el país centroamericano mantenga la disciplina fiscal y mejore la recaudación de impuestos.

"La misión enfatizó la importancia de mantener la disciplina fiscal y continuar el proceso de consolidación fiscal mediante el control del gasto y la mejora de la recaudación impositiva", indicó el equipo de trabajo del organismo internacional en un comunicado.

Los enviados del FMI iniciaron el pasado día 3 una serie de reuniones con autoridades financieras de Honduras, representantes de la empresa privada y otras organizaciones que estudian las finanzas del país.

"El equipo técnico examinó el reciente desempeño de la economía hondureña, actualizó las perspectivas macroeconómicas de corto plazo sobre la misma y evaluó el progreso en la implementación de reformas estructurales en el país", añade la escueta declaración.

El jefe de la misión del FMI, Lisandro Abrego, indicó que en las discusiones con las autoridades han reconocido "logros recientes en las áreas de crecimiento económico y desempeño del sistema financiero".

Además, el organismo financiero "respaldó los esfuerzos sostenidos de las autoridades para implementar las reformas a los sistemas de pensiones en el sector público y sus planes para fortalecer el sector de empresas estatales".

La declaración añade que los enviados del FMI revisaron el desempeño reciente en materia de política fiscal y monetaria, y reconocieron "mejoras en el marco operacional de la política monetaria" hondureña.

La misión también recomendó "enfocar las políticas macroeconómicas hacia la moderación del crecimiento de la demanda interna y la protección de la posición externa, notando que estos esfuerzos deben ser complementados con el uso de instrumentos de política macroprudencial", subraya el comunicado.

Los técnicos del FMI prevén regresar a Tegucigalpa antes de que finalice 2012 "para realizar la misión de consulta del Artículo IV" del organismo, para lo que sería la negociación de un nuevo acuerdo económico con el país centroamericano.

El último acuerdo económico entre el FMI y el Gobierno de Honduras, por 18 meses, finalizó en marzo pasado.

Un segundo acuerdo, que se esperaba que fuera suscrito entre mayo y junio pasados, no ha sido posible porque según el presidente hondureño, Porfirio Lobo, el Fondo Monetario exige una "devaluación acelerada de la moneda".

El pasado día 3 Abrego dijo en rueda de prensa que un nuevo acuerdo económico con Tegucigalpa se podría negociar a finales de año.

Añadió que la visita de esta semana era para hacer un balance de cómo se ha "desempeñado" la economía hondureña en lo que va de 2012 y cuáles son sus perspectivas para lo que resta del año y las de 2013.

"Queremos conocer mejor, de primera mano, qué es lo que ha sucedido este año en el país, conocer en mayor detalle y eso nos va a servir de base para hacer una evaluación sobre las perspectivas económicas del país para el próximo año", subrayó entonces el jefe de la misión del FMI.