El Ejército sirio intensificó hoy sus operaciones y se enfrentó a los rebeldes en distintas zonas de Damasco, entre ellas el campamento de refugiados palestinos de Al Yarmuk, indicaron fuentes opositoras y gubernamentales.

El activista Omar Hamza, residente en la periferia de la capital siria, explicó a Efe por internet que las fuerzas del régimen bombardearon el barrio de Basatín al Qazaz, en el sur de Damasco.

"Las tropas irrumpieron (en ese barrio) con tanques, vehículos blindados y unos 2.000 soldados, lo que llevó a los rebeldes a enfrentarse a ellos", afirmó Hamza.

Los bombardeos se registraron también en el barrio damasceno de Al Tadamun y varias localidades en los alrededores de la capital, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que detalló que al menos ocho personas resultaron heridas en el pueblo de Zabadani.

Este grupo opositor apuntó en un comunicado que al menos dieciséis cadáveres fueron hallados en Deir al Asafir, zona ubicada a las afueras de Damasco que había sido objeto de actos de violencia en los últimos días.

Los opositores Comités de Coordinación Local denunciaron que al menos cinco personas murieron y una veintena resultó herida en los bombardeos del régimen sobre el campo de refugiados de Al Yarmuk.

La agencia oficial de noticias Sana destacó, por su parte, que unidades militares persiguieron a supuestos grupos terroristas -como denomina a los rebeldes- que habían asesinado a tiros a varias personas en dicho campo de refugiados.

Según los opositores, el Ejército sirio también atacó con bombardeos las provincias de Homs (centro), Deir al Zur (este) y Deraa (sur), así como la ciudad septentrional de Alepo, la segunda ciudad del país.

En la ciudad de Deraa, hubo disparos con artillería pesada y un amplio despliegue de carros y vehículos blindados tras la deserción de varios militares que integraban las filas del Ejército leal al presidente sirio, Bachar al Asad, señalaron los Comités de Coordinación Local.

Esta red de activistas informó de la muerte hoy de al menos 55 personas en todo el país, entre ellos 18 en la provincia de Alepo y 16 en Damasco y sus alrededores.