El candidato de la oposición, Henrique Capriles, desafió hoy al presidente venezolano, Hugo Chávez, a debatir los problemas del país donde quiera, a falta de un mes exacto para las elecciones presidenciales.

"Yo reto al Gobierno, en cualquier rincón del país, vamos a debatir nuestras propuestas de gobierno", dijo Capriles en un acto público en el municipio Punceres, en el estado petrolero de Monagas, en el oriente del país.

Capriles, abogado de 40 años y exgobernador del céntrico estado Miranda, dijo que el único debate que propone Chávez es el de los "insultos".

"¿Ustedes oyen al candidato del Gobierno hacer propuestas? No, él quiere salvar el planeta Tierra, el quiere salvar la humanidad (...) ¿y quién resuelve el problema eléctrico?", preguntó el candidato opositor".

¿Y quién se ocupa de que en nuestra industria petrolera no haya accidentes petroleros como el que ocurrió en Falcón?", agregó, al referirse al accidente el día 25 de la refinería de Amuay (noroeste) que dejó 42 muertos.

"Le echaron tierrita para que el pueblo no conozca la verdad", añadió, sobre un tema que conmocionó al país y que hasta ahora sólo ha sido tocado de manera puntual en el debate electoral.

Capriles dijo que el Gobierno no quiere debatir porque "este es el gobierno que tira la piedra y esconde la mano", y desafió a Chávez a discutir la situación de la vivienda, de los damnificados y de los que están hoy en un refugio.

Enumeró como temas de ese debate la mala situación en "hospitales que se están cayendo" y sobre los centros de atención médica del programa Barrio Adentro (realizado con médicos cubanos) que están cerrados; así como el desempleo, las expropiaciones y el petróleo.

"Yo los reto, vamos a debatir, donde quieran", insistió.

Capriles también atacó al Gobierno y a Chávez por sus denuncias de un supuesto "paquetazo oculto" de medidas económicas que tendría preparado el candidato opositor para el caso de ganar las elecciones y le acusó de "guerra sucia" después de que dos políticos de la oposición desvelaran un supuesto documento que avalaría ese paquete.

"¡Que vergüenza!, de verdad, que un jefe de Estado con catorce años en el poder (...) tenga que estar mostrando a los venezolanos un documento chimbo (falso)", dijo Capriles.

El líder opositor se declaró "enemigo de los paquetazos del pasado y también del presente" y exclamó: "el 7 de octubre nosotros nos vamos a quitar este paquete de Gobierno que tenemos".

Pidió que no haya temor porque "el miedo no es democracia" y volvió a insistir en que no va a retirar programas sociales del Gobierno.

Afirmó que el día 8 en cuanto gane las elecciones se reunirá con los seguidores de Chávez, porque, señaló, "no voy a descansar hasta ver a los venezolanos unidos".

Además, afirmó esta contienda electoral es la "lucha de David contra Goliat", entre el proyecto que representa y "el que se cree todopoderoso, el que trata de asustarnos".

"Un mes falta para abrirle la puerta al futuro de Venezuela, un mesecito falta, y cada día son miles y miles más que se montan en el autobús del progreso", indicó.

Capriles indicó que en el último mes de campaña se verá cuál es el aspirante que tiene más en energía entre él y Chávez, de 58 años.

"Vamos a ver quién tiene más energía en la recta final, en los últimos 800 metros, vamos a ver si el coyote puede con el correcaminos", exclamó.

Cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a las elecciones del 7 de octubre para elegir al presidente que dirigirá Venezuela durante el periodo 2013-2019, cargo al que aspiran Chávez, Capriles y cinco candidatos independientes.