Canadá ha suspendido sus relaciones diplomáticas con Irán, según anunció hoy en un comunicado el ministro canadiense de Relaciones Exteriores, John Baird.

"Las relaciones diplomáticas entre Canadá e Irán han sido suspendidas. Todo el personal diplomático canadiense ha abandonado Irán, y los diplomáticos iraníes en Ottawa han sido urgidos a dejar el país en un plazo de cinco días", apuntó Baird.

El ministro argumentó que Irán "es la amenaza más significativa para la paz y la seguridad mundial hoy en día" y se refirió al programa nuclear iraní y a la asistencia militar de Teherán al Gobierno sirio de Bachar Al Asad.