El director Brian De Palma regresó al Festival de Cine de Venecia después de cinco años, y al género del thriller luego de 20, con "Passion".

La película trata de un asesinato que se convierte en una lucha por el poder entre la empresaria Christine, interpretada por Rachel McAdams, y su protegida Isabel, papel a cargo de la sueca Noomi Rapace. El filme se estrenaba el viernes en el Festival de Cine de Venecia, donde se exhibía en competencia.

De Palma dijo que "Passion" es "una película de mujeres" y que sus actrices "libraron un buen duelo actoral".

Rapace dijo que le encantó interpretar una relación entre mujeres que no fuera "simpática" o "sólo amistad".

De Palma estuvo en Venecia en el 2007 con "Redacted" ("Samarra") y en el 2006 con el film noir "La dalia negra".

Su último thriller fue "Raising Cain" ("Demente"), de 1992.