El velocista jamaicano Usain Bolt terminó hoy primero en los 100 metros con un tiempo 9.86 en la reunión de Bruselas, veintitrés centésimas menos que su mejor marca del año, mientras que su compatriota Yohan Blake ganó en los 200 con 19.54, también por debajo de sus mejores registros.

Bolt hizo la peor salida de entre todos los corredores pero comenzó a imponer su gran zancada hacia la mitad de la prueba, y hasta los últimos 20 metros no logró superar a su compatriota Nesta Carter, quien terminó segundo con 9.96.

El también jamaicano Bailey Cole quedó tercero con 9.97 en la carrera disputada en la capital belga, la última prueba de la Liga de Diamante.

Con su victoria de hoy, Bolt se alzó ganador en la Liga en la prueba del hectómetro, con un total de 16 puntos, el doble que Carter.

Tras sus habituales poses y celebraciones de cara al público, el jamaicano se mostró satisfecho por su "gran temporada", según dijo en declaraciones recogidas por los organizadores del evento.

El plusmarquista mundial logró un nuevo récord olímpico en Londres de 9.63, y también cuenta en su haber con la mejor marca de la reunión de Bruselas, fijada en 9.76 el año pasado.

En los 200, Blake lideró la carrera desde el arranque y terminó casi medio segundo por delante de su compatriota Jason Young (19.92), mientras que el estadounidense Christophe Lemaitre acabó tercero con 20.17.

El velocista llamado a suceder a Bolt corrió diez centésimas por debajo de la marca que le valió la plata en Londres (19.44), y lejos de su mejor tiempo personal y segundo mejor de todos los tiempos (después de Bolt): los 19.26 segundos que obtuvo precisamente en la reunión de Bruselas en 2011.