En un momento en el que el conflicto entre Irán y los países occidentales está en la portada de todos los periódicos, Ben Affleck presentó hoy en el Festival Internacional de Cine de Toronto "Argo", el relato del rescate de diplomáticos estadounidense de Teherán en 1980.

En su segunda jornada, la atención del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) ha estado centrada en la película de Affleck; "Spring Breakers", un filme "superficial" de la chica Disney Selena Gómez y James Franco, y la británica "Anna Karenina", con Keira Knightley.

Coincidencias de la vida, el mismo día que se realizaba el estreno mundial de "Argo" en TIFF, el Gobierno canadiense anunciaba el cierre de su embajada en Teherán, la legación diplomática que fue el centro donde se refugiaron los seis diplomáticos estadounidenses que huían de los estudiantes islámicos en 1979.

En 1979, cuando los estudiantes islámicos asaltaron la embajada de Estados Unidos en Teherán, seis empleados de la embajada consiguieron escapar y esconderse en la legación diplomática canadiense.

En "Argo", Affleck (que también dirige el filme) da vida a un especialista de la CIA encargado de sacar del país a los estadounidenses con un increíble plan: simular que son parte de un equipo canadiense que viajó a Irán para rodar una película de ciencia ficción.

Lo que no es ciencia ficción es el salto dado por la estrella de Disney Selena Gómez (que saltó a la fama entre el público más joven con su popular serie de televisión "Wizards of Waverly Place") con "Spring Breakers", el largometraje que hoy se presentó en Toronto.

A sus 20 años Gómez, actriz, cantante y diseñadora de ropa, quiere dar el salto de ser la ídolo de las "teenies", niñas de alrededor de 10 años de edad, a un público más maduro.

En "Spring Breakers", dirigida por Harmony Korine ("Gummo", 1997, y "Trash Humpers", 2009), Gómez interpreta a una veinteañera que junto con otras tres universitarias (interpretadas por Ashley Benson, Vanessa Hudgens y Rachel Korine) pasa unas vacaciones en Florida repletas de sexo, alcohol, drogas y violencia extrema.

Hoy, durante una rueda de prensa, Gómez reconoció que la ruptura de la imagen de "niña buena" de Disney no ha sido fácil.

"Cuando mi serie terminó, me entusiasmó empezar a hacer un par de películas. Pensé que hacer un filme independiente era lo mejor para mí", dijo Gómez.

"Cuando leí el guión (de 'Spring Breakers'), pensé que si iba a hacer esta transición, y asumir este riesgo, con alguien, quería que fuese Harmony porque realmente creía en mí. En cierta manera, se arriesgó al ponerme en esta película", continuó la joven actriz.

"Ha sido una experiencia realmente buena. Es una transición difícil pero me estoy divirtiendo. Espero que la gente lo acepte", añadió.

Harmony Korine, que se ganó el respeto de muchos en 1995 por su participación en el guión de "Kids" y que se caracteriza por su visión provocadora, dijo hoy que la cinta no pretende denunciar esa faceta de la juventud estadounidense que aprovecha las vacaciones de primavera para dedicar una desenfrenada semana de alcohol y sexo.

"No quería hacer un filme que fuese una denuncia, quería que fuese más como un sentimiento, la idea de lo que sucede en partes de Estados Unidos cuando uno sale de la zona céntrica de la ciudad. Es la debilidad", declaró.

Para James Franco, que interpreta a un irreconocible pequeño criminal, "la apariencia en este filme es muy importante".

"Estamos entrando a una especie de nueva era en la que la gente se relaciona con otros de una forma muy superficial. Y no es que superficial sea negativo. Es un nuevo fenómeno o la forma en que vivimos ahora", dijo Franco.

Mientras, en "Anna Karenina" Keira Knigtley ("Bend It Like Beckham", 2002 o "A Dangerous Method", 2011) vuelve a trabajar con el cineasta Joe Wrigth, que la dirigió en "Atonement" (2007), para crear una nueva adaptación de la clásica novela de León Tolstoy junto con Jude Law y Aaron Taylor-Johnson.

Por otra parte, hoy se produjo el estreno mundial de "Días de pesca", la última película del argentino Carlos Sorín ("Bombón: el perro", 2004).

El largometraje, protagonizado por Alejandro Awada y Victoria Almeida, relata el viaje de Marco Tucci, un alcohólico en recuperación que acude a la costa de la Patagonia para volver a encontrarse con su hija, Ana.

También hoy se proyectó en TIFF la película paraguaya "7 cajas", un filme policiaco dirigido por Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori.