Los principales índices de la Bolsa de Valores de Nueva York cerraron el jueves con máximos no vistos en cuatro años, luego de que el Banco Central Europeo reveló un plan concreto para apoyar a las endeudadas naciones de la región mediante la compra de bonos.

El anuncio detonó una ola de compras en los mercados bursátiles mundiales. El índice industrial Dow Jones saltó 244,52 puntos y cerró en 13.292 unidades, su marca más alta desde diciembre de 2007.

El índice Standard & Poor's ganó 28,68 enteros para concluir en 1.432,12 unidades, su máximo nivel desde enero de 2008.

El índice compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, aumentó 66,54 puntos a 3.135,81, su máximo nivel en 12 años.

El estímulo bursátil se debió al plan concreto para apoyar a las economías en dificultades en Europa en tanto que las ganancias fueron extraordinariamente amplias. Los mercados europeos subieron y los precios de los bonos del Tesoro estadounidense bajaron debido a que los corredores vendieron inversiones de bajo riesgo. Todas las acciones, salvo 13, terminaron con ganancias en el S&P 500.

"Hay simplemente un mar verde", dijo JJ Kinahan, director estratega de derivados en la firma TD Ameritrade. "Es bastante divertido", agregó.

En una reunión efectuada el jueves y que era vista con expectación, Mario Draghi, presidente del BCE, afirmó que el nuevo programa no limitará la cantidad de bonos soberanos que pueda adquirir de los países en dificultades a fin de impulsar una baja en lo costos del dinero que estos pidan prestado.

Kinahan elogió a Draghi por dos detalles en el plan. No fijó un límite al programa de compras de bonos y señaló que éste no será el primero en salir en caso de una suspensión de pagos, aspecto que reclamaban los inversionistas. Ambos detalles alentarán la disposición de los inversionistas a comprar bonos gubernamentales además del BCE.

"En una situación en la que era fácil tener un desliz, parece que él (Draghi) hizo todo bien", señaló el experto.

Casi cuatro acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen de operaciones fue de 3.900 millones de acciones, por arriba del promedio.

Los mercados bursátiles europeos cerraron al alza en reacción al anuncio de Draghi. El DAX de Alemania y el CAC-40 de Francia ganaron 3% cada uno.

Las ganancias fueron incluso mayores en España e Italia, los dos países más grandes atrapados en la crisis por el abultamiento de las deudas soberanas y que ha durado bastante tiempo. El índice de referencia de España ganó 5% y el de Italia, 4%.

Las tasas de interés bajaron para los bonos gubernamentales de España e Italia, un indicio de que los inversionistas anticipan un aumento en la demanda de esos documentos cuando el Banco Central Europeo emprenda la adquisición de los mismos. El interés del bono de referencia a 10 años de España bajó de 6,39% a 6%. El interés del bono similar de Italia disminuyó de 5,43% a 5,21%.

Los corredores recanalizaron dinero invertido en los bonos del Tesoro, considerados uno de los instrumentos más seguros del mundo. La baja en la demanda elevó el rendimiento. El interés de los bonos del Tesoro a 10 años aumentó de 1,60% a 1,67% la noche del miércoles.

En una señal alentadora del mercado laboral de Estados Unidos, la firma procesadora de nóminas ADP dijo en un informe que las empresas generaron en agosto 201.000 empleos, la cifra más alta difundida desde marzo.

Por su parte, el Departamento de Trabajo dijo que el número de personas que solicitaron prestaciones de desempleo bajó en 12.000 la semana pasada y se ubicó en 365.000. La cifra no afectará el informe de empleos de agosto, que será difundido el viernes, pero podría ser el indicio de una mejora en las contrataciones en septiembre.

En Asia, las principales bolsas cerraron el jueves con ganancias mínimas. El Nikkei 225 de Japón tuvo una ganancia marginal y terminó en 8.680,57 puntos. El Hang Seng de Hong Kong avanzó 0,3% y terminó en 19.209,30 enteros. El Kospi de Corea del Sur avanzó 0,4% y se ubicó en 1.881,24 unidades, gracias a los avances de las acciones de empresas tecnológicas.