La Unión Europea inició una investigación sobre un posible caso de dumping en la importación de paneles solares de China, después que una asociación de la industria afirmó que el equipo ingresaba a Europa a menor precio de su valor en el mercado.

La UE dijo en una declaración emitida el jueves que en el 2011 China exportó paneles solares y componentes claves relacionados por un valor de 21.000 millones de euros (26.5000 dólares) al bloque de 27 naciones.

La declaración señaló que la investigación durará por lo menos 15 meses pero se podrá imponer normas anti-dumping dentro de 9 meses si se presentan clara evidencia de que hubo dumping.

En julio, un grupo de 25 productores de paneles solares, entre ellos, empresas de Alemania, Italia y España presentaron un reclamo anti-dumping ante la UE.

Las empresas chinas advirtieron que Beijing podría tomar represalias, posiblemente declarando una guerra comercial.