Tres organizaciones defensoras de los derechos civiles, incluido el grupo hispano Consejo Nacional de La Raza, se sumaron a una batalla jurídica contra la ordenanza municipal de una ciudad de Nebraska contra la inmigración irregular.

Los grupos The Fair Housing Center de Nebraska-Iowa, National Fair Housing Alliance y el Consejo Nacional de La Raza presentaron documentos del tipo "amigo de la corte" para expresar su oposición a la nueva norma establecida por el gobierno de la ciudad de Fremont, de 26.000 habitantes.

Los electores de Fremont aprobaron la iniciativa en 2010, que prohíbe tanto la contratación de inmigrantes irregulares como rentarles vivienda y otros inmuebles, además de que hizo obligatorio que las empresas verifiquen, mediante el programa informático federal E-verify, que sus empleados potenciales estén legalmente en Estados Unidos.

La Fundación de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles en Nebraska, junto con arrendatarios latinos nacidos en Estados Unidos y un casero de Fremont, presentaron una demanda contra la ordenanza. Un juez federal avaló en febrero el requisito de la verificación informática, pero rechazó la intención de negar a los inmigrantes irregulares permisos de vivienda, que son emitidos por la alcaldía.

Ambas partes se inconformaron y apelaron.