La petrolera Repsol ha anunciado hoy un nuevo descubrimiento de gas en Perú del que, según las primeras estimaciones, podrían extraerse entre 1 o 2 trillones de pies cúbicos de gas, el equivalente a 14 meses de consumo en España.

El descubrimiento del yacimiento se ha realizado en el bloque 57, ubicado en la región subandina de Perú, explica en un comunicado Repsol, que es el operador del bloque, con una participación del 53,84 %, mientras que su socio Petrobras participa con el 46,16 % restante.

Para Repsol, este hallazgo refuerza el potencial de la zona, en la que también se ubica el campo Kinteroni, uno de los cinco mayores descubrimientos del mundo de 2008, que fue efectuado por la española y que actualmente esta en una fase de "desarrollo acelerado" para su puesta en producción a finales de 2012.

Según la misma fuente, el sondeo, denominado Sagari, resultó exitoso en dos formaciones diferentes llamadas Nia Superior y Nia Inferior.

Las pruebas de producción, realizadas a profundidades de entre 2.691 y 2.813 metros, dieron como resultado un flujo de 26 millones de pies cúbicos de gas con 1.200 barriles de condensado (hidrocarburos líquidos) en una de las formaciones, y de 24 millones de pies cúbicos y 800 barriles de condensado diarios en la otra.

Entre ambas pruebas se han obtenido niveles de casi 11.000 barriles equivalentes de petróleo por día.

Según la misma fuente, Repsol tiene previsto continuar con la exploración de otras estructuras una vez finalizadas las pruebas de producción.

El Plan Estratégico para el periodo 2012- 2016 de Repsol centra gran parte de las inversiones en la división de exploración y producción, motor de crecimiento de la compañía y a la que destinará unos 19.000 millones de euros los próximos cinco años.

El objetivo de la compañía energética que preside Antonio Brufau es incrementar su producción en torno al 7 % anual hasta alcanzar los 500.000 barriles equivalentes de petróleo diarios en 2016.

En el último quinquenio Repsol ha contabilizado más de 30 descubrimientos, entre los que se incluyen cinco de los más importantes del mundo, "reforzando significativamente las perspectivas futuras de crecimiento de reservas y producción", añade la nota.