El ministro de Economía de Perú, Luis Miguel Castilla, espera aprovechar el buen momento económico que vive el país, con un crecimiento previsto del producto interior bruto (PIB) en los próximos dos años de alrededor del 6 %, para "diversificar" el patrón productivo.

"Nuestra expectativa es que vamos a poder mantener un crecimiento de en torno al 6 % para este año y el próximo, impulsado principalmente por la demanda interna", dijo Castilla en una entrevista con Efe tras intervenir ante la conferencia anual del Banco de Desarrollo de Latinoamérica (CAF) celebrada en la capital estadounidense.

El ministro peruano explicó que los cálculos están basados en la "actual situación global" que presupone "recesión de Europa, recuperación incipiente de EE.UU. y crecimiento de China de entre el 7% y el 8%".

No obstante, señaló que la estabilidad macroeconómica de Perú, con "abundantes" reservas internacionales y un nutrido Fondo de Estabilidad Fiscal, otorgan "margen de maniobra para aplicar medidas contracíclicas" en caso de que empeore el contexto económico.

Castilla también comentó que una de las asignaturas pendientes de las economías latinoamericanas es que han estado demasiado concentradas en organizar las políticas fiscales para "administrar la crisis" y que deben aprender a emplearlas ahora para gestionar la bonanza.

Por otro lado, apuntó a Asia como uno de los principales "focos de interés económico" para Perú, especialmente a través del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Precisamente, Castilla viajará hoy hacia Vladivostok (Rusia) donde se celebra esta semana la Cumbre de la APEC en la que se discutirá el Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP) con otros participantes como Australia, Brunei, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, EE.UU., y Vietnam.

China es el primer socio comercial del Perú, pero ante la desaceleración registrada en los últimos meses en el gigante asiático Castilla indicó que Lima está "viendo maneras de diversificar los mercados, no solo en Asia, sino también en una mayor integración regional".

En este sentido, subrayó como el logro más notorio por el momento el Mercado Integrado Latino (MILA), que engloba los mercados bursátiles de Colombia, Chile y Perú.

Asimismo, el ministro peruano reiteró el compromiso del Gobierno del presidente Ollanta Humala con la apertura comercial y se desmarcó de algunas tendencias proteccionistas que han surgido en los últimos tiempos en la región por la desaceleración económica.

"La apuesta de Perú es por la apertura, por ello estamos en contra del proteccionismo. Nuestras políticas van a profundizar esta apertura, la recuperación es más vigorosa cuando uno no distorsiona las economías con medidas proteccionistas", indicó.

Reconoció, además, que "el 50 % del crecimiento vivido" en los últimos años en Perú ha venido dado por los "favorables vientos" económicos externos como los altos precios de las materias primas, especialmente el oro y el cobre.

Por ello, insistió en la necesidad de buscar otros "patrones productivos" que permitan una diversificación de la economía peruana.

Por último, subrayó la intención de Lima de fomentar la "atracción de inversiones de calidad que se enmarquen dentro de los cánones medioambientales internacionales".

Pese a los conflictos surgidos en los últimos meses, como el ligado al proyecto de ampliación de una mina de oro en Cajamarca, Castilla señaló que las autoridades peruanas seguirán trabajando por encontrar "un equilibrio entre las actividades extractivas y las actividades renovables".