La sonda Curiosity está dejando su huella en Marte. Las marcas creadas por sus ruedas en suelo marciano son lo bastante grandes como para que sean vistas desde el espacio.

En apenas un mes, ha avanzado 112 metros (368 pies) por el planeta rojo, poco más de lo que mide una cancha de fútbol.

Las marcas, ligeramente zigzagueantes dejadas por la sonda, fueron fotografiadas por un satélite de la NASA en la órbita marciana, así como por las propias cámaras traseras de Curiosity.

La sonda se posó en Marte el 5 de agosto, con la misión de buscar las sustancias que pudieran haber permitido la existencia de vida.

El gerente de misión Michael Watkins dijo el jueves que los miembros del equipo se felicitaron unos a otros cuando vieron las imágenes.

Curiosity dejará de viajar por unos días. Los ingenieros pasarán la próxima semana revisando el brazo robot y los instrumentos científicos de la sonda.