La Fundación Andy Warhol desveló hoy que se deshará de su extensa colección de obras del padre del Pop Art con la donación a museos de una parte y la venta de otra a través de la casa de subastas Christie's, con lo que busca centrarse en su labor de concesión de becas para el fomento del arte.

"Las donaciones que vamos a hacer a museos y la mejora de nuestra capacidad para dar becas, posibles gracias a la venta de obras, enfatizarán el legado de Warhol y su impacto en el mundo del arte", aseguró el presidente de esa Fundación, Joel Wachs, en un comunicado.

La organización se desprenderá de las cerca de 20.000 obras de Warhol con las que cuenta, entre ellas pinturas, dibujos, fotografías, grabados y material gráfico, con las que prevé recaudar unos 100 millones de dólares a lo largo de los "múltiples años" en los que transcurrirán las subastas.

Christie's se encargará en exclusiva de esas ventas, que promocionará a través de una nueva página web que lanzará en octubre y que comenzarán el próximo 12 de noviembre con una subasta en su sede en Nueva York para continuar a partir de febrero del próximo año con una serie de subastas online.

"Estas ventas permitirán un acceso global sin precedentes al trabajo de Andy Warhol, en línea con la propia filosofía democratizadora del artista", añadió Wachs.

Mientras tanto, y como parte de las celebraciones del 25 aniversario de esa organización, creada poco después de la muerte del reconocido artista, en 1987, la fundación donará "obras significativas" a diferentes museos, "dando continuidad a su larga tradición de donaciones del arte de Warhol".

La fundación ya no cuenta en su colección con ninguna de las obras clave del polifacético artista, aunque sí con un buen número de piezas jamás vistas y lienzos como "Three Targets", que data de mediados de los años ochenta y por el que podrían llegar a recaudar hasta 1,5 millones de dólares.

Entre las obras de la fundación que saldrán a subasta también se encuentra el grabado "Jackie", basado en la imagen de Jacqueline Kennedy y que podría recaudar hasta 300.000 dólares, y "Self-Portrait in Fright Wig", un autorretrato en Polaroid valorado en hasta 20.000 dólares.

El objetivo de la organización es aumentar su capacidad de otorgar becas a fundaciones artísticas sin ánimo de lucro, una labor que lleva realizando los últimos 25 años, durante los cuales ha repartido un total de 250 millones de dólares que ha financiado con la subasta de las obras del artista.

"Durante un cuarto de siglo, la fundación ha honrado cuidadosamente y preservado el legado artístico de Andy Warhol tratando de alcanzar su misión: el fomento de las artes visuales", dijo por su parte el presidente del consejo de esa institución, Michael Straus.