El Estado de Israel deberá pagar una compensación económica a la familia de un palestino que murió dos días después de sufrir un accidente, al no ser atendido por dos oficiales de policía que lo dejaron tirado en una carretera.

El suceso ocurrió hace cuatro años y, según un acuerdo legal del que da cuenta hoy el diario "Haaretz", Israel pagará a la familia de la víctima 875.000 shékels (172.801 euros) por daños y perjuicios.

En 2008, Omar Abu Jariban, que había penetrado en Israel de forma ilegal desde Gaza, resultó gravemente herido después de que el vehículo que había robado volcara en una carretera del país.

Tras el accidente, fue ingresado en el Hospital Sheba Tel Hashomer de Tel Aviv con rotura de huesos y daños neurológicos, aunque posteriormente se le dio el alta mientras seguía en un estado de confusión y aún conectado a un catéter.

Después de que no se encontrara lugar para él en una prisión, fue presuntamente dejado por la Policía en una carretera próxima al campo de detención de Ofer, aledaño a la ciudad cisjordana de Ramala, donde su cuerpo ya sin vida fue encontrado dos días después.

El oficial de policía que estaba de guardia en ese momento, Baruj Peretz, y Asaf Yakutieli, que reconoció haber dejado a Abu Jariban a un lado de la carretera donde murió, fueron sentenciados por haberle causado la muerte de manera negligente.

En julio pasado, un tribunal de la magistratura de Jerusalén condenó a ambos acusados a 30 meses de cárcel, en una sentencia en la que el juez calificó su conducta de "horrible y nauseabunda".

Tras el dictamen, la familia de Abu Jariban demandó por daños y perjuicios al Estado en el tribunal del distrito de Petaj Tikva, próxima a Tel Aviv, en un documento que, según el abogado de la familia, responsabilizaba a la Policía israelí, a los oficiales en cuestión y al hospital donde fue atendido de ser culpables de negligencia.

El Estado judío, no obstante, trató de impedir que se celebrara juicio y llegó a un acuerdo legal con los afectados, según el cual compensará a la familia de la víctima.