Los trabajos de demolición del Palacio presidencial de Haití iniciaron hoy, con el objetivo de edificar una nueva sede de Gobierno con las mismas características que exhibía antes de su colapso a causa del devastador terremoto del 12 de enero de 2010.

Las labores comenzaron a media mañana de hoy en la parte frontal de la edificación con la participación de ingenieros y auxiliares que supervisaban a los operadores de tres potentes máquinas demoledoras que redujeron a escombros gran parte de esa área.

La demolición está a cargo de la organización "J/P Haitian Relief" (JPHRO), fundada después del sismo por el actor estadounidense Sean Penn.

Luego de su completa demolición, se dará inicio a la nueva edificación bajo responsabilidad de la firma de arquitectos haitiana George Baussan, quien creó el diseño que permitió la construcción del Palacio presidencial durante la intervención estadounidense del país entre 1915 y 1934.

Se estima que el derribo completo y la recogida de los escombros podría tomar unas dos semanas.

La demolición inicia dos semanas después de que el presidente haitiano, Michel Martelly, anunciara oficialmente que su Gobierno reconstruiría el Palacio con fondos propios, "para resucitar un recuerdo, cuya historia no puede deshacerse".

La reconstrucción de la sede del Gobierno haitiano se hará según los detalles de la antigua estructura, en cumplimiento de cada curva con ajustes antisísmicos, precisó en esa ocasión el director general del Instituto de Salvaguardia del Patrimonio Nacional, Henri Robert Jolibois.

El primer Palacio presidencial haitiano fue destruido durante una rebelión en 1869, y una vez más colapsado en 1912 con una explosión en su planta baja que mató al entonces presidente Cincinnatus Leconte, que había estado en su cargo por un año y un día.