El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, abogado del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha reiterado hoy que su defendido sólo debe de responder ante la Justicia sueca cuando se le formulen los cargos oportunos y debe de ser "protegido" para que no se le extradite a Estados Unidos.

Garzón, quien participa en un curso judicial organizado por la Diputación de Sevilla, ha señalado, a preguntas de los periodistas, que "no hay ninguna novedad" sustancial respecto a las iniciativas diplomáticas emprendidas por Ecuador o a las actuaciones judiciales en Reino Unido.

"La posición nuestra es muy clara: Julian Assange está dispuesto y además debe de responder de los cargos, cuando se le formulen, en Suecia", ha apostillado.

Mientras esto ocurra, Garzón ha sostenido que su defendido debe de ser "protegido" para que solo "rinda cuentas" ante la Justicia sueca "y no se aproveche ninguna situación para una extradición o para una demanda por hechos que no son constitutivos de delito y más bien afectan a la libertad de expresión y de información de una persona y sus colaboradores a través de WikiLeaks".