El Tesoro Público español colocó hoy 3.500 millones de euros, el importe máximo previsto, en tres emisiones con vencimiento en 2014, 2015 y 2016, y pagó entre un 22 % y un 38 % menos de intereses que en anteriores subastas de estas denominaciones.

De los 3.500 millones de euros adjudicados hoy, 682,35 lo han sido a 1,7 años con un interés marginal del 2,946 %, el 38 % menos del 4,791 % aplicado en la anterior puja, y otros 1.426,56 millones a tres años con una rentabilidad del 3,774 %, un 27 % inferior al 5,197 % precedente.

Los 1.392,04 millones de euros colocados en bonos a cuatro años se han adjudicado al 4,694 %, lo que supone un descenso del 22 % en la rentabilidad desde el 6,059 % anterior.

Está previsto que el Banco Central Europeo aborde este jueves la política monetaria de la zona del euro y anuncie medidas extraordinarias, como el nuevo programa de compra de deuda soberana de países como España e Italia para frenar las primas de riesgo.