La Asamblea Nacional (AN) de Panamá reanudó hoy a puerta cerrada y con retraso el segundo de tres debates de un polémico proyecto de reformas electorales, tras suspender la discusión anoche por desórdenes en las gradas del parlamento entre quienes apoyan y rechazan la iniciativa.

La sesión se retomó con más de una hora de atraso, y hasta el momento la discusión no ha entrado en el fondo del proyecto de ley 508 que reforma el código Electoral, en parte porque los diputados de la oposición, según los oficialistas, han tratado de dilatarla.

Los diputados del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) presentaron una propuesta para bajar el proyecto otra vez al primer debate, que fue rechazada por la mayoría oficialista por 38 votos en contra, 24 a favor y cero abstención.

El proyecto de cambios electorales, que es impulsado por el partido Cambio Democrático (CD), del presidente panameño, Ricardo Martinelli, propone la eliminación del voto lista, el más polémico de la serie de cambios que plantea.

Los diputados oficialistas lo defienden y señalan que no pone en peligro la democracia, como denuncia la oposición, que además asegura que solo beneficiaría a los diputados que se han cambiado a la bancada de Gobierno.

Los parlamentarios del opositor Partido Panameñista (PPa) piden el retiro del proyecto por considerar que no es transparente y puede promover la confrontación y la violencia en los comicios generales de mayo de 2014.

"Gente humilde puede salir herida y hasta morir (...) esa es la insensatez a las que (el presidente de Panamá) Ricardo Martinelli nos quiere llevar" si no retira este proyecto, dijo en el debate legislativo el diputado panameñista José Isabel Blandón.

El secretario de comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, señaló al Canal 2 de la televisión local que a Martinelli se le ha querido "maliciosamente" vincular al paquete de reformas, lo que no es cierto, afirmó.

Mientras, en la parte exterior del parlamento, resguardado por la Policía y una cerca engrasada para evitar que los manifestantes la salten y entren al hemiciclo, se encontraba un grupo reducido de miembros del Frente por la Democracia que se oponen al proyecto.

El presidente de la Asamblea Nacional, Sergio Gálvez, del CD, suspendió anoche la sesión por la "alteración de los ánimos" en las gradas, a las que hoy no le han dado acceso al público.

El proyecto legislativo consta de doce artículos y fue presentado en agosto pasado ante la Comisión legislativa de Gobierno por el diputado oficialista Abraham Martínez.

Además de eliminar el voto lista, el proyecto establece un 50 % de las postulaciones para mujeres para las elecciones internas de los partidos, según un comunicado de la Asamblea Nacional.

También establece que las primarias deben celebrarse seis meses antes de los comicios nacionales y que los aspirantes a candidaturas independientes a la Presidencia deben recolectar un mínimo del 2 % de adherentes del total de votos válidos emitidos en las últimas elecciones, entre otros.

Por su parte, el presidente del Tribunal Electoral (TE), Gerardo Solis, reiteró hoy que es "lamentable" que el parlamento discuta este proyecto y haya decido "enterrar" el que propuso esta máxima instancia electoral que "sí tenía transparencia".

El proyecto consensuado por el TE hace más de un año con los partidos políticos permitía conocer el origen de los dineros de los candidatos y se ponía tope al gasto en sus campañas, indicó Solis, quien pide se retire la iniciativa.

"Es lamentable que el proyecto (de la AN) no tiene ninguna de las bondades del proyecto original del TE, muy por el contrario lo único que tiene son reglas que tienden a beneficiar a los que tienen el poder para mantenerse en el poder", afirmó el magistrado.