El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo hoy que el proceso de paz debe "ser realista" y que "hay cosas que se pueden y otras que no" después de que las FARC anunciaran que entre sus negociadores estará Juvenal Ovidio Ricardo Palmera, alias "Simón Trinidad", encarcelado en Estados Unidos.

"Eso es importante entenderlo en este proceso", agregó el presidente colombiano, sobre "Simón Trinidad", capturado en 2004 y extraditado a los Estados Unidos por narcotráfico y por su participación en el secuestro de tres contratistas estadounidenses del Pentágono en 2003.

Palmera fue designado hoy por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como uno de sus negociadores con el Gobierno de Colombia en el proceso de paz que se abrirá el 8 de octubre en Oslo y que luego proseguirá en La Habana.

Los otros dos negociadores serán Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez" y número dos de las FARC, y Bertulfo Álvarez, alias "Jesús Santrich" y miembro del Estado Mayor Central.

"Simón Trinidad" va a "estar como integrante de la delegación en la mesa independientemente de las molestias que le pueda causar a quien le pueda causar", advirtió hoy en La Habana el guerrillero Marco León Calarcá, en una rueda de prensa en la que las FARC anunciaron sus representantes y sus expectativas de cara al diálogo con el Gobierno colombiano en busca de la paz.

"Simón Trinidad" ingresó en las FARC en 1987 y llegó a ser Comandante del Bloque Caribe de esta guerrilla y miembro de su Estado Mayor Central.

Entre 1998 y 2002 fue uno de los negociadores en los fallidos diálogos de paz que lideró el entonces presidente Andrés Pastrana, celebrados en el municipio de San Vicente del Caguán, en el sur del país.

Tras su captura en Ecuador y extradición a Estados Unidos, "Simón Trinidad" se convirtió en uno de los símbolos de la guerrilla colombiana al recibir una condena de 60 años de cárcel.