El delegado del Comité Olímpico Internacional (COI), el español Alejandro Blanco, aseguró hoy en Quito que ve "súper positivo" el proceso que se lleva adelante en Ecuador para superar un conflicto entre el Ministerio del Deporte y el organismo del olimpismo nacional.

"Creo que hemos avanzado mucho", dijo Blanco sobre el conflicto que surgió por la intervención que ordenó el Ministerio del Deporte a más de cuarenta federaciones nacionales de distintas disciplinas.

Blanco se reunió hoy con el ministro del Deporte José Cevallos, el presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), Danilo Carrera; y otros directivos de federaciones deportivas.

El conflicto surgió tras la decisión del Ministerio de destituir a las directivas de 40 federaciones de los distintos deportes que no cumplieron con la ley del ramo aprobada en 2010, la misma que les obligaba a celebrar elecciones.

Eso provocó la protesta del COE al considerar que se violó el debido proceso y por eso llevó la disputa al COI, que aprobó en abril una moción de condena al Gobierno de Ecuador por supuestamente infringir la autonomía de las organizaciones deportivas.

El COI llegó incluso a amenazar con el anuncio de que los ecuatorianos en los Juegos de Londres 2012 competirían con la bandera del propio Comité Olímpico y no con la de su país.

No obstante, tras las olimpiadas las partes retomaron el diálogo y establecieron una hoja de ruta para solucionar las diferencias.

"Ya estamos al final del túnel" dijo Blanco tras celebrar los acercamientos entre las partes para buscar un acuerdo ajustado a las leyes.

El ministro Cevallos que el cumplimiento de la ley "no se contrapone con la Carta Olímpica". Dijo que "máximo a finales de octubre se puede normalizar" la situación de la federaciones deportivas intervenidas.