El siquiatra del ejército acusado en la masacre de Fort Hood ofreció dos veces declararse culpable y "aceptar su responsabilidad" a principios de este año, dijeron el jueves sus abogados.

Los abogados del mayor Nidal Hasan dijeron que incluso trató de impugnar las normas del ejército que le impiden declararse culpable de asesinato en un caso de pena de muerte.

Las revelaciones se produjeron antes de que un juez fallara que Hasan debe estar afeitado, o de lo contrario lo afeitarían por la fuerza.

Los abogados de Hasan disputaban las afirmaciones de los fiscales en el sentido de que se dejó crecer la barba para hacer más difícil que los testigos lo identifiquen en el juicio.

Hasan podría enfrentar la pena de muerte si es declarado culpable de 13 cargos de asesinato premeditado, incluso si decide declararse culpable de 32 cargos de intento de homicidio premeditado en el ataque de 2009 en el puesto del ejército en Texas.

El siquiatra del ejército acusado de la masacre de Fort Hood debe estar bien afeitado antes de su juicio por asesinato, dictaminó previamente en el día un juez militar.

El coronel Gregory Bruto dio la orden oficial después de una audiencia para determinar si una ley federal sobre la libertad religiosa correspondía al caso de Hasan, y provocó otro retraso en todos los procedimientos relacionados con el juicio debido a que sus abogados planean apelar.

Hasan dice que se dejó crecer la barba porque su fe musulmana lo requiere.