El ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter dijo el jueves que los líderes opositores a Fidel Castro en Florida tienen una gran y exagerada influencia en la elección presidencial en ese estado electoralmente reñido.

Al criticar la política de Estados Unidos, Carter dijo que piensa que la mayoría de los cubano-estadounidenses desean abrir las fronteras y poner fin al embargo comercial a la isla caribeña.

Agregó que espera que el próximo presidente actúe enfáticamente para mejorar las relaciones con Cuba, sin importar qué candidato gane. Pero dijo que prefiere que el presidente Barack Obama sea reelegido.

Carter también se mostró a favor de que Cuba sea borrada de la lista del Departamento de Estados de países patrocinadores del terrorismo. Cuba ha estado en esa lista desde 1982.

Carter habló en Washington durante la 16ta Conferencia Anual del banco de desarrollo de América Latina. Sus comentarios se dan mientras la campaña del candidato republicano Mitt Romney busca vincular a Obama con los aspectos impopulares del legado de Carter.