La Bolsa de Wall Street abrió hoy con una tendencia indefinida y el Dow Jones de Industriales, el principal indicador, registraba una mínima subida del 0,13 % a la espera de la reunión de mañana del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

A la media hora del inicio de la sesión, el Dow Jones subía 15,06 puntos hasta situarse en 13.051, mientras que el selectivo S&P 500 se mantenía sin cambios en 1.404,95 puntos y el tecnológico Nasdaq bajaba un mínimo 0,01 % (0,45 puntos), hasta los 3.074,61.

Los inversores estadounidenses parecen mantenerse a la expectativa del anuncio que se espera que el BCE haga mañana sobre su programa de apoyo a los países del euro que lo necesiten, y que podría centrarse en compras de bonos a corto plazo.

La publicación de las cifras revisadas de la productividad en EE.UU. durante el segundo trimestre del año,que arrojó un aumentó a una tasa anualizada de 2,2 %, seis décimas más que en el cálculo preliminar, no influyó en el inicio de la cotización.

Los mercados parecen más pendientes de las cifras de desempleo del mes de agosto en EE.UU., que se conocerán el próximo viernes.

De momento, los mayores aumentos entre los componentes del índice Dow Jones correspondían a Disney (+0,91 %) y al fabricante aeronáutico Boeing (+0,50 %), mientras que los descensos más acusados afectaron a United Technologies (-0,80 %) y al fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-0,57 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba hasta 94,50 dólares por barril, el oro bajaba a 1.691,2 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante al euro, que se cambiaba por 1,2605 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años progresaba al 1,588 %.