Las selecciones europeas comienzan el viernes su recorrido hacia la Copa del Mundo de 2014 en Brasil y los principales equipos tienen rivales a la medida para arrancar con el pie derecho.

Francia, en especial, buscará tener un buen inicio en el Grupo I luego de quedar en el mismo sector que el campeón mundial y europeo España, que tiene la fecha libre y en cambio juega un amistoso contra Arabia Saudí en Pontevedra, Galicia.

"Les Bleus", que tienen a Didier Deschamps como nuevo técnico, visitan el viernes a Finlandia, y luego reciben el martes en París a la misma selección de Bielorrusia que le ganó 1-0 en el inicio de las eliminatorias para la Eurocopa de 2012.

"Tendremos que estar al 200 por ciento en ambos partidos contra España si queremos vencerlos", comentó el volante francés Yohan Cabaye. "Pero primero tenemos que ganar dos partidos contra Finlandia y Bielorrusia para estar en una buena posición antes de enfrentar a España".

"Tenemos que luchar con la idea de conseguir el primer lugar del grupo", agregó.

Alemania recibe a las Islas Feroe en el Grupo C, e Inglaterra enfrenta a Moldavia en el Grupo H, en un duelo en el que el técnico inglés Roy Hodgson reconoció que el rival es "prácticamente desconocido para nosotros".

El subcampeón europeo Italia visita a Bulgaria por el Grupo B, mientras que Holanda recibe a Turquía por el D.

Los holandeses han perdido cuatro partidos en fila y el técnico Louis van Gaal tiene que elegir entre Robin van Persie y Klaas Jan Huntelaar para encabezar su ataque.

Huntelaar fue titular en la delantera en el más reciente partido de Holanda, un revés 4-2 ante Bélgica en un amistoso el mes pasado, pero Van Persie llega en un buen momento tras marcar cuatro goles en sus dos últimos partidos con Manchester United.

"Estoy disponible", indicó Van Persie. "No importa lo que yo piense, esas son preguntas para el técnico. Estoy disponible para jugar cualquier posición".

Turquía no se clasificó a la Euro de 2012, pero ocupa el puesto 35 del ranking mundial y tiene jugadores para causarle problemas a Holanda.

El líder de cada uno de los nueve grupos de Europa se clasifica al Mundial de 2014, por lo que los duelos entre España y Francia en octubre y marzo serán cruciales para definir ese boleto.

Los españoles han ganado sus tres últimos enfrentamientos y vienen de repetir su título europeo.

Deschamps, quien remplazó a Laurent Blanc después de la Euro, sólo piensa en el liderato del grupo y no quiere depender de un repechaje para viajar a Brasil.

"No vamos a comenzar diciendo que vamos a terminar segundos, no le conviene a nadie hablar de España en este momento", expresó el timonel. "Son los grandes favoritos, pero nuestra meta es terminar por encima de ellos".