El ministro polaco del Tesoro, Mikolaj Budzanowski, expresó hoy su apoyo a una investigación para determinar si el consorcio gasístico ruso Gazprom obstaculiza la competencia en los mercados de Europa central y del este y abusa de su posición dominante.

Polonia adquiere de Rusia la mayoría del gas natural que consume, lo que hace que el país centroeuropeo dependa del vecino ruso en la importación de combustible.

La Comisión Europea (CE) ha anunciado el inicio de procedimientos formales para investigar si el consorcio gasístico ruso abusa de su posición dominante en los mercados de suministro.

"Esta decisión de la Comisión Europea confirma nuestra posición y, de hecho, apoya nuestra moción ante el tribunal de arbitraje. Seguramente nos va a ayudar", dijo hoy el ministro del Tesoro polaco, Mikolaj Budzanowski, en declaraciones a la cadena TVP info.

La investigación considera que Gazprom podría, en primer lugar, haber dividido mercados al dificultar el libre flujo de gas en los Estados comunitarios; en segundo lugar, el monopolio estatal ruso podría haber impedido la diversificación del suministro; y, por último, podría haber impuesto precios injustos a sus clientes al vincular sus precios a los del petróleo.