El tenor español Plácido Domingo aseguró hoy a Efe que tiene entre manos un proyecto para convertir a las estrellas de Hollywood en espectadores asiduos de las representaciones de la Ópera de Los Ángeles, entidad de la que es director general.

El artista madrileño, que en enero cumplirá 72 años, desveló sus planes en un homenaje que le brindó hoy la compañía de ópera de esa ciudad así como las autoridades del condado de Los Ángeles para festejar cuatro nuevos hitos en su carrera: su papel número 140, el lanzamiento de un DVD, un disco y los 45 años de su debut angelino.

"Lo mejor es no hacer números", afirmó Domingo tras el evento en una conversación con Efe en la que descartó que tuviera en mente retirarse del cante en los próximos años y mostró su voluntad por acercar las obras de compositores como Verdi, Mozart, Puccini o Wagner a los famosos de la meca del cine.

"Tengo algún plan para involucrar a toda la comunidad de Hollywood. Pronto se sabrá, estoy organizándome. Me gustaría que se suscribieran a la ópera aunque ellos no pudieran venir. Tienen una suscripción para siete óperas aunque puedan venir a una o a dos, pero pueden venir amigos, su familia", dijo el tenor.

Si Domingo consigue su objetivo, el auditorio Dorothy Chandler Pavilion se sumaría a la lista de enclaves angelinos donde habitualmente se dejan ver en público los famosos del celuloide, como el estadio Staples Centre, hogar de Los Angeles Lakers.

El actor Jack Nicholson, fan de los Lakers, ha asistido en alguna ocasión a la ópera en Los Ángeles, según apuntó Plácido Domingo, que no obstante calificó de "sorpresa" la presencia de este tipo de estrellas.

"Un día vino Tom Cruise con Nicole Kidman cuando estaban casados. Jon Voight vino también con Angelina Jolie cuando ella tenía 15 o 16 años, la verdad es que vienen", comentó el cantante que el 15 de septiembre protagonizará "I Due Foscari", ópera de Verdi, con la que arrancará la temporada lírica en Los Ángeles.

Domingo interpretará a Francesco Foscari, el personaje número 140 de una carrera que rebasa las 3.600 actuaciones y que en enero le llevará al Palau de la Música de Valencia, que coproduce la obra.

"Tengo contratos para cantar los próximos tres, cuatro años", manifestó el artista que es consciente de que algún día tendrá que bajarse del escenario aunque esa fecha sea aún incierta.

"No hay que establecer cuándo. Nunca pensé que llegaría a cantar a mis años. Cantar es importante pero en la música voy a estar siempre involucrado, voy a seguir dirigiendo orquesta, soy director de este teatro, tengo muchas ofertas para otras cosas. Hay un momento en el que la voz me tendrá que decir adiós", admitió.

Domingo, que en 2010 fue operado de un tumor en el colon, aseguró que está "muy bien" de salud y anunció que en 2011 había firmado un contrato en exclusividad con Sony Classical para grabar discos, el primero de los cuales saldrá al mercado el 16 de octubre titulado "Songs".

Ese trabajo será el primer álbum pop en más de 20 años y estará compuesto por duetos con Josh Groban, Harry Connick Jr., Chris Botti, Megan Hilty, Katherine Jenkins, Zaz, así como su hijo Plácido Domingo Jr. y la británica Susan Boyle, que Domingo calificó de "ama de casa" con "voz de ángel".

"Para mí es un gran placer que de entre todos los artistas que están ahí está mi hijo que canta conmigo "What a Wonderful World", además va a salir un disco de él solo, le ha dado ahora por cantar y tiene unas facultades estupendas y es una de mis satisfacciones", dijo.

Sony Classical lanzará también el 16 de octubre un DVD con el estreno mundial de "Il Postino", una ópera en español presentada en Los Ángeles en septiembre de 2010, creada por el compositor mexicano Daniel Catán, ya fallecido, y en la que Domingo encarnó al poeta chileno Pablo Neruda.