La selección de Perú se entrenó hoy en Lima con todos sus integrantes disponibles para enfrentar este viernes a Venezuela en las eliminatorias del Mundial de 2014, incluido el delantero Paolo Guerrero, que mejoró de un dolor en la planta de un pie.

El médico del combinado peruano, Julio Segura, confirmó que el atacante del Corinthians brasileño, afectado de una fascitis plantar, "evoluciona bien" y se confía en que "pueda estar al cien por cien para el viernes".

Guerrero ha sido el jugador más desequilibrante de Perú en esta fase eliminatoria después de acumular tres goles en cinco partidos, anotados ante Paraguay, por partida doble, y frente a Uruguay.

El equipo convocado por el seleccionador peruano, el uruguayo Sergio Markarián, fue completado con la llegada del guardameta Raúl Fernández, quien retrasó su incorporación porque negociaba su salida del Niza francés para recalar en otro equipo.

"Lamentablemente (eso) no se concretó", apuntó el portero.

Fernández adelantó que la selección peruana "dejará todo en la cancha para lograr la victoria frente a Venezuela el viernes y ante Argentina el próximo martes".

Perú ocupa actualmente el último lugar de la clasificación de las eliminatorias, al contar con tan solo tres puntos y acumular un triunfo y cuatro derrotas que le obligan a ganar sus dos próximos encuentros, en Lima, para conservar sus posibilidades de llegar al Mundial de 2014 en Brasil.