El cantaor madrileño Diego "El Cigala" aseguró hoy que se siente como "pez en el agua" con el tango, un género musical, que, a su juicio, guarda muchos puntos en común con el flamenco.

"Me he sentido como pez en el agua en el tango porque lo respeto muchísimo y porque con sus melodías y sus letras yo me identifico mucho", señaló El Cigala en una rueda de prensa en Caracas, ciudad en la que iniciará mañana, jueves, una extensa gira americana para presentar su álbum "Cigala & Tango".

El artista destacó que el tango tiene muchos puntos en común con el flamenco como el de ser una música "nocturna", "de alma y corazón" y de mucha inspiración.

"En sus letras tienen muchos mensajes como el amor, el desamor, de alegría, de penas", resaltó El Cigala.

Tras su incursión en el mundo del bolero, junto a Bebo Valdés, el cantaor comenzará su gira "Cigala & Tango" en el hotel Tamanaco de la capital venezolana para proseguir luego por Colombia, Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Chile, Ecuador, Costa Rica, Estados Unidos y República Dominicana.

"Vengo con muchas ganas", señaló el cantaor, al destacar que siempre se ha sentido "muy bien acogido" por el público venezolano, "siempre fiel".

Asimismo, el cantaor recordó que "Cigala & Tango" se fraguó en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires en 2010, en una exitosa actuación.

"Sí es verdad que le debo muchísimo al público argentino porque ellos fueron los partícipes de este disco", indicó al rememorar que el álbum se grabó en apenas quince días en la capital argentina.

Auspiciado, entre otros, por su buen amigo Andrés Calamaro, El Cigala se adentró en la música de los "genios" del tango como Carlos Gardel, Roberto Goyeneche o Julio Sosa.

Contó, incluso, con la colaboración de la recién fallecida Chavela Vargas, a quien dedica la canción "Soledad", tan "trágica y profunda" que la "hice pensando en ella", reconoció Diego.

A todo eso, la incursión de El Cigala en el tango tiene, dice, "la humildad mayor posible".

"Porque, para mi, el tango era nuevo", manifestó.