Los propietarios qataríes del Málaga dijeron que no tienen intenciones de vender el club español, en momentos en que reorganizaron su primera plana antes del debut del equipo en la Liga de Campeones.

El vicepresidente del Málaga, Moayat Shatat, dijo que "el club no está en venta" a pesar de que el propietario jeque Abdullah Bin Nasser Al-Thani transfirió a jugadores estelares como Santi Cazorla y el venezolano José Rondón. "Hemos invertido mucho en este proyecto y no tenemos ninguna intención de abandonarlo", afirmó.

Los propietarios gastaron 120 millones de euros (158 millones de dólares) en fichajes en 2011, antes de un cambio en la estrategia tras señalamientos de que no se pagaron salarios a los jugadores ni cuotas de transferencia.

Málaga debuta en la Liga de Campeones ante el Zenit de San Petersburgo, el 18 de septiembre.

La "nueva estrategia" del Málaga incluyó la designación de un nuevo gerente general y la creación de una junta financiera "para ejercer un mejor control", según Shatat.