Los liberales del primer ministro saliente holandés, Mark Rutte, han afirmado en su campaña electoral que se opondrán a un nuevo rescate a Grecia si repiten su mandato, según recogen hoy los medios de comunicación del país.

En un debate televisado anoche entre los principales cabeza de lista, Rutte afirmó que su partido sólo está dispuesto a conceder más tiempo a Grecia para que sanee sus finanzas, si eso "no cuesta dinero" a Holanda.

El primer ministro saliente mostró la cara más dura de su partido respecto a los países europeos con problemas al indicar que si Grecia no cumple con objetivos del déficit y no avanza en reformas tendrá que salir de la zona euro.

El líder laborista, Diederik Samsom, criticó la postura de Rutte calificándola de "poco creíble", y recordó que éste ya tuvo que romper esa promesa electoral, hecha durante la campaña de las generales de 2010, durante su mandato como primer ministro.

Los liberales de izquierda, D66 -un partido que podría jugar un papel crucial en la formación de una nueva coalición de Gobierno-, calificaron la declaración de Rutte de "irresponsable".

"Es una señal equivocada que va a recorrer todo el mundo", afirmó hoy el líder de D66, Alexander Pechtold, en la radio pública NOS.

También el líder antimusulmán Geert Wilders, partidario de que Holanda salga del euro, puso en tela de juicio la postura de los liberales.

Holanda ha sido uno de los países más estrictos en Europa para con los países de la zona euro con problemas financieros, manteniendo una línea dura de exigencias estrictas a Grecia para que aplicase reformas y recortes presupuestarios como condición para los rescates del fondo europeo.

Esa postura respecto a Europa ha sido una tónica que se está reflejado en la campaña electoral, donde partidos de carácter euroescéptico como los socialistas de izquierda están ganando terreno.

Los sondeos electorales presentan como favorito para ganar las elecciones del próximo 12 de septiembre a los liberales, seguidos de los laboristas, que se disputan sus votos con los socialistas radicales.