El oro de Gustavo Sánchez en 100 metros estilo libre y los bronces de Perla Bárcenas en halterofilia y Pedro Rangel en 100 metros braza elevaron a las dos cifras el cómputo global de medallas para México en estos Juegos Paralímpicos.

Más agria fue la jornada para Brasil que, a pesar de arrasar en la prueba de 100 metros lisos femenino (clase T11), vio como su equipo de relevos de 4x100 (T42-46) quedaba descalificado de la final después de haber plantado cara al conjunto surafricano liderado por Oscar Pistorius y cruzar la meta en segunda posición.

El jovencísimo nadador mexicano Gustavo Sánchez, una de las principales promesas del deporte paralímpico en su país, convirtió en realidad el gran porvenir que se le aventuraba al colgarse la medalla de oro en la prueba de los 100 metros estilo libre, su segundo podio después de la plata en los 150 metros estilos.

Sánchez, de solo 18 años, se impuso claramente a veteranos de la categoría como el español Richard Oribe o el francés David Smetanine con un tiempo de 1:24.28, más de un segundo más rápido que su principal perseguidor.

"Estamos muy emocionados. Vinimos a hacer historia y se consiguió: hicimos historia. Estuvo muy bonito, me gustó mucho. No tengo palabras para describir como me siento. Me doy cuenta de que estos once años de trabajo dan sus frutos", aseguró el mexicano después de conseguir el segundo oro para su país en Londres.

Junto a él, también engrosaron el medallero de México Pedro Rangel y Perla Bárcenas, a quienes hoy arrebataron el título paralímpico ganado en Pekín pero que al menos pudieron saborear sendas medallas de bronce.

Rangel, que tiene ambas piernas amputadas por un accidente en su infancia mientras intentaba saltar dentro de un tren en marcha, se vio superado por la juventud del coreano Woo-Geun Lim que, contra todo pronóstico, se llevó el oro en los 100 metros braza (clase SB5) y instaurando un nuevo récord del mundo en 1:34.06.

El mexicano también fue superado por el alemán Niels Grunenberg (1:34.98) y con un tiempo de 1:36.85 tuvo que conformarse con subir al tercer cajón del podio, mismo resultado que cosechó en Atenas.

Por su parte, Bárcenas tuvo el honor de conseguir a primera hora de la tarde la décima medalla de México con su tercera plaza en halterofilia en la categoría +82,5 kilos en la que levantó 135 kilos, lejos de la campeona nigeriana Grace Anozie que elevó 162.

En el mismo recinto donde Bárcenas subió al podio paralímpico, el tirador brasileño Jovane Silva consiguió la primera medalla en esgrima en silla de ruedas de un país latinoamericano en estos Juegos al proclamarse campeón de la categoría de espada individual B3.

Silva se deshizo con un ajustado 15-14 al tirador de Hong Kong Chik Sum Tam después de haber sufrido en los combates clasificatorios de la mañana pero mostrarse infalible a partir de octavos de final.

El atletismo propinó alegrías y decepciones para la delegación brasileña, que aún así sigue coleccionando medallas en estos Juegos Paralímpicos que van camino de convertirse en los más exitosos de su historia.

Así, las tres corredoras ciegas brasileñas, Teresa Guilhermina, Jerusa Geber Santos y Jhulia Santos, coparon las tres plazas del podio en la final de los 100 metros lisos (clase T11), en la que la primera de ellas batió el récord del mundo con un tiempo de 12.01 segundos.

Sin embargo, en la esperada final de 4x100 metros (clases T42-46) el equipo brasileño vio como a última hora perdía la medalla de plata que había conseguido al cruzar la línea justo por detrás del conjunto surafricano que, con Oscar Pistorius a la cabeza, batió el récord del mundo en la categoría.

Aun así, Brasil se mostró muy competitivo en esta prueba que no se decidió hasta la recta final cuando el surafricano Pistorius abrió una pequeña brecha con el brasileño Alan Oliveira, que el pasado domingo le había arrebatado sorprendentemente la medalla de oro en los 200 metros lisos.

Con los resultados de hoy, Brasil pierde una posición en el medallero global y cae a la octava plaza mientras que México, gracias al segundo oro conseguido por Gustavo Sánchez, escala hasta la 32.

HASH(0x98e7d48)

Dani Bosque