La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, manifestó hoy que durante una gira que realiza por Centroamérica ha percibido de la región apoyo y solidaridad para el proceso de paz que su país iniciará con la guerrilla de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Holguín se reunió este miércoles con la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y con el canciller del país, Enrique Castillo, para explicar el proceso que el Gobierno colombiano ha acordado con las FARC.

"Ha sido (una gira) muy positiva, siento un cariño muy especial de los países de Centroamérica por Colombia y un especial interés de que Colombia logre la paz. Es una solidaridad distinta a la de otros países", expresó Holguín en una conferencia de prensa.

Agregó que ha percibido "mucho apoyo y esperanza" de los países centroamericanos para "que por fin Colombia logre la paz tan anhelada y que los colombianos podamos vivir en paz".

Costa Rica fue la cuarta parada de una gira por Centroamérica que la ministra colombiana inició el pasado lunes y en la que se ha reunido con los cancilleres de Honduras, Arturo Corrales, y de Guatemala, Harold Caballeros, así como con los presidentes de El Salvador, Mauricio Funes y de Costa Rica, Laura Chinchilla.

Holguín partió desde San José hacia Panamá donde hoy mismo se entrevistará con el mandatario de ese país, Ricardo Martinelli, según confirmó ella misma.

La ministra reiteró que para el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "es importante que los países amigos conozcan de primera mano los diálogos (con las FARC), que iniciarán en octubre en Oslo", lo cual supone para su país "una luz después de tantas décadas de violencia".

Destacó que es "extremadamente importante" que Centroamérica acompañe el proceso de paz colombiano, pues algunos de los países de esta región sufrieron conflictos armados y "procesos complejos" de pacificación.

Sobre Nicaragua, el único país de la región que no visitó, Holguín recordó que desde hace 11 años mantienen una diferencia limítrofe que se dirime en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), razón por la cual "no hay una relación bilateral cercana".

Por su parte el canciller costarricense, Enrique Castillo, expresó su apoyo al proceso de paz en Colombia y afirmó que a su país le "llena de regocijo saber que" al país andino "se le abre una ventana de esperanza con las negociaciones".

"Es un proceso que acompañaremos con beneplácito y le deseamos un rotundo éxito. Esperamos que las negociaciones ojalá puedan culminar con la paz duradera en Colombia", manifestó Castillo.

Holguín y Chinchilla también analizaron asuntos de la agenda bilateral, como las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio que se encuentran en marcha.

Santos anunció el martes el inicio de un proceso de paz con las FARC como resultado de unas conversaciones "discretas" llevadas a cabo "durante seis meses en La Habana, con el acompañamiento de Cuba y Noruega", en las que se acordaron "el propósito, la agenda y las reglas del juego" para lograr un acuerdo final.

El presidente colombiano reveló que las negociaciones formales arrancarán en Noruega durante la primera quincena de octubre y durarán no años sino "meses".