La Bolsa española subió hoy el 0,08 por ciento y se acercó a 7.500 puntos gracias a la mejoría del mercado de deuda en espera de que el Banco Central Europeo (BCE) desvele mañana si adquirirá bonos de los países periféricos.

La prima de riesgo bajaba de 518 a 493 puntos básicos, en tanto que el índice de referencia de la Bolsa española, el IBEX 35, avanzó 5,8 puntos, equivalentes al 0,08 por ciento, hasta 7.494 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 12,52 por ciento.

La bajada del 0,4 por ciento de Wall Street la víspera condicionó la apertura a la baja del mercado nacional, aunque rápidamente escapó de las pérdidas y superó el nivel de 7.500 puntos.

La caída de la actividad en el sector servicios en agosto en la zona euro, Alemania y Francia (mejoró en España e Italia) volvió a provocar pérdidas en la bolsa, que una hora y media después de inicio de sesión bajaba cerca del 1 por ciento y se aproximaba a 7.400 puntos.

Con la subasta de deuda en Alemania -vendió bonos a diez años por un importe de 3.610 millones y con un interés del 1,42 por ciento-, la bolsa eludía nuevamente las pérdidas.

A pesar de la caída del 0,2 por ciento de las ventas minoristas en julio en la zona euro, la bolsa continuaba con sus ganancias moderadas.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, respaldaba la intervención del Banco Central Europeo (BCE), que mañana podría anunciar tras la reunión del consejo de la entidad que comprará bonos a corto plazo de los países periféricos para frenar la crisis de la deuda.

La bolsa subía el 1 por ciento antes de la apertura de Wall Street, mientras que la prima de riesgo española bajaba de 510 a 490 puntos básicos y la rentabilidad de la deuda pasaba del 6,55 al 6,4 por ciento.

El mercado neoyorquino registraba pequeñas ganancias después de que se conociera el aumento del 2,2 por ciento de la productividad estadounidense en el segundo trimestre y del alza del 1,5 por ciento de los costes laborales.

Al final de la sesión, el euro subía a 1,26 dólares y el petróleo Brent bajaba de 114 dólares el barril.

De los grandes valores, bajaron Iberdrola, el 0,88 por ciento, y Telefónica, el 0,14 por ciento, mientras que Inditex ganó el 1,94 por ciento; Banco Santander, el 0,32 por ciento; Repsol, el 0,2 por ciento, y BBVA, el 0,15 por ciento.

Las constructoras lideraron las subidas y las pérdidas del IBEX. El primer puesto por ganancias correspondió a Sacyr, que avanzó el 7,45 por ciento; OHL, el 3,25 por ciento, y Acciona, el 2,32 por ciento.

ACS presidió las pérdidas del IBEX con una bajada del 3,18 por ciento, seguida por FCC, que cayó el 2,62 por ciento, en tanto que ArcelorMittal bajó el 2,35 por ciento.

En el mercado continuo encabezó las subidas Metrovacesa, con un alza del 17,86 por ciento. Prosegur lideró las pérdidas al bajar el 5,12 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo bajó a 1.173 millones, de los que algo más de 150 millones correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales.