El joven colombiano Francisco Sepúlveda, que logró frustrar el pasado lunes un robo en un bar de Buenos Aires en el que trabajaba, recibió hoy una distinción del embajador de Colombia en Argentina, Carlos Rodado Noriega, que valoró su "valiosa y dramática" acción.

Sepúlveda, de 26 años, estaba encargado de la caja registradora en un restaurante de cocina uruguaya "La Pasiva", en la céntrica avenida Corrientes de Buenos Aires, donde se enfrentó y consiguió ahuyentar a un delincuente que le apuntaba con un arma y a otros dos asaltantes, que amenazaban al otro empleado del comercio.

"La acción de Francisco es una muestra de las virtudes de los colombianos como ciudadanos meritorios en el contexto universal", declaró el embajador Rodado hoy al recibir a Sepúlveda en la legación colombiana en la capital argentina.

El embajador colombiano describió a Sepúlveda como un "símbolo de la parte buena de Colombia", al protagonizar una acción "verdaderamente valiosa y dramática".

Sepúlveda agradeció la distinción del diplomático, y deseó que su caso sirva "para el aumento de la seguridad y el apoyo a los comerciantes", en un contexto de incremento de la inseguridad en la capital argentina.

"Al día siguiente otro restaurante de Corrientes sufrió un atraco. No digo que la policía no haga su trabajo, solo espero que redoblen su esfuerzo", agregó, tras reconocer que los dueños del restaurante le llamaron desde Montevideo para felicitarle por su actuación.