La primera experiencia de Jonathan Demme con la música del italiano Enzo Avitabile fue tan perfecta que el cineasta ganador del Oscar pensó que nadie le creería si la ponía en una película.

"Puedo recordar ese momento muy vívidamente porque fue un momento de la vida muy impactante", dijo Demme en una entrevista en el Festival de Cine de Venecia, donde su película "Enzo Avitabile Music Life" se estrenó fuera de competencia.

Demme estaba en Nueva York manejando por el puente George Washington de regreso a casa después del trabajo cuando escuchó a Avitabile en la radio en lo que consideró una sincronía perfecta.

"En ese momento estaba viendo el puente y la carretera y los autos que pasaban a toda velocidad, todo con esa música extraordinaria, distinta a cualquier cosa que hubiera escuchado antes", dijo Demme. "Me encantó su voz, tenía una presencia rítmica tremenda. De pronto mi vida se volvió emocionante, estaba en una cinta de aventura".

Demme dijo que inmediatamente se puso a buscar toda la música de Avitabile, que mezcla jazz con toques pop, ritmos afroestadounidenses así como música sacra.

Cuando lo invitaron a un festival de cine en Nápoles, le pidió al organizador que le permitiera reunirse con el músico napolitano, pero el organizador pensó en grande y le propuso que hicieran una película juntos, y entonces comenzaron a buscar financiamiento de RAI, la radiodifusora estatal italiana que tiene una división de cine.

Demme, famoso por laureadas cintas como "El silencio de los inocentes", "Filadelfia" y "La boda de Rachel" ha presentado documentales sobre músicos como los Talking Heads y Neil Young, por lo que aceptar el proyecto fue sencillo.

"Creo que filmar música maravillosa en vivo es la experiencia cinematográfica más pura que puede existir", dijo Demme. "No estás haciendo un documental, no estás creando una realidad artificial. Estás canalizando ese proceso completamente creativo que está pasando en ese momento frente al lente".

Como cineasta dijo que el reto era capturar en la película las relaciones entre los músicos cuando tocan sus instrumentos y tener una toma tan larga como fuera posible sin editarla.

La cinta sobre Avitabile, filmada completamente en Nápoles, gira en torno a una sesión de improvisación con una decena de músicos internacionales en una iglesia barroca y mezcla escenas de la vida de Avitabile, su apartamento de clase media en Nápoles y los detalles principales de Marianella, su ciudad natal a las orillas de Nápoles.

"Confiaba mucho en el poder visual del hecho de que vive en Nápoles", dijo Demme. "Estaba retratando el Nápoles de Enzo", que calificó como una tremenda olla de cultivo.

Sin duda la película hará que más personas se interesen en Avitabile, de 57 años, quien dijo que gracias a las rockolas tuvo su primer contacto con músicos como James Brown, con quien llegó a colaborar con el tiempo.

Avitabile estudió en un conservatorio de música, pero ha evitado seguir los estándares de la industria de la música.

La película de Demme fue "algo inesperado", dijo el músico, agregando que de ella surgió "una gran amistad".

Demme dijo que espera seguir colaborando con Avitabile, "posiblemente ... para una banda sonora".