El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, dijo hoy que espera que en otoño concluyan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un préstamo, que según los expertos será de hasta 15.000 millones de euros.

Orbán declaró en Budapest que las negociaciones con los representantes de la Unión Europea y el FMI podrían haber concluido ya en otoño, según la agencia MTI.

La Comisión Europea (CE) había bloqueado estas negociaciones por una polémica ley húngara que, según el Ejecutivo comunitario, limita la independencia del Banco Central Húngaro (MNB).

Después de que el Gobierno de Orbán modificara esta y otras leyes se iniciaron a mediados de julio las deliberaciones sobre el préstamo, que podría llegar a los 15.000 millones de euros.

Orbán opinó que "hay diferencias en las posturas", pero que ve de ambos lados la voluntad de acuerdo, aunque también recordó que la ley de impuestos a las transacciones bancarias puede ser un obstáculo en las negociaciones.

En este sentido, la CE y el FMI respaldaron en julio las críticas del Banco Central Europeo a la nueva tasa de transacciones financieras, que se aplica a instrumentos de política monetaria del banco nacional húngaro, y pidieron reformas para crear un sistema impositivo más favorable al empleo y a las inversiones.

Por el momento se desconoce cuándo se reunirán de nuevo las partes para continuar las negociaciones.