El locutor de radio cuya desaparición denunció su familia hace dos semanas ha sido encontrado muerto por la Policía filipina en la sureña isla de Mindanao, informó hoy la Unión Nacional de Periodistas de Filipinas.

La última vez que se vio con vida al locutor radiofónico Eddie Jesús Apóstol fue el 20 de agosto en compañía de un individuo, quien le iba a ayudar a recabar información, señaló el presidente de la citada organización de prensa y director de programación de la emisora radiofónica dxND, Manu Manar.

El cadáver del periodista fue hallado por la Policía en las inmediaciones de la localidad de Sultan sa Barongis, en la provincia de Maguindanao, el 1 de septiembre.

"Tenía heridas de bala en diferentes partes del cuerpo, pero no estamos seguros de si el asesinato tiene algo que ver con su profesión", apuntó Manar.

El presidente Unión Nacional de Periodistas de Filipinas añadió que la moto y el dinero de la víctima habían "desaparecido".

La Policía confirmó a la prensa local que Apóstol, un veterano periodista de 52 años y que copresentaba del programa "Konseho sa Kahanginan", había recibido dos tiros en la cabeza.

Las muertes, desapariciones e intimidaciones de activistas y miembros de la prensa son habituales en Filipinas principalmente en las zonas controladas por grandes terratenientes y poderosos clanes, según la plataforma pro derechos humanos Karapatan.