Una empresa que manufactura cartuchos, tintas y otros productos consumibles para impresoras, y que fue allanada hace cuatro años por las autoridades federales, accedió a declararse culpable de contratar a inmigrantes que carecían de permiso de residencia en el país, por lo que pagará multas por 267.000 dólares.

Wazana Brothers International, conocida también como Micro Solutions Enterprises, aceptó una propuesta de acuerdo con los fiscales federales. La empresa será supervisada durante tres años y deberá cumplir con una serie de disposiciones luego de emplear a 55 inmigrantes no autorizados, de acuerdo con documentos de la corte.

El presidente de la compañía, Yoel Wazana, se declarará culpable de ayudar y alentar el uso de claves falsas de Seguridad Social por parte de los trabajadores.

Los representantes de la empresa debían comparecer ante una corte federal en Los Angeles el miércoles por la tarde. El arreglo debe recibir todavía el visto bueno de un juez.

Los cargos se presentaron cuatro años después de que agentes federales de inmigración realizaron una redada en la compañía, ubicada en el suburbio de Van Nuys, y detuvieron a unos 130 trabajadores, que supuestamente estaban en la nación sin permiso. Ocho trabajadores enfrentaron cargos penales poco después, pero las acusaciones contra la empresa y su presidente no se interpusieron sino hasta el mes pasado.

"Hemos identificado y sancionado con éxito a los responsables por emplear trabajadores ilegales", dijo Claude Arnold, agente especial a cargo de las investigaciones sobre seguridad interna en Los Angeles para el servicio de Inmigración y Control de Aduanas. "Esa es la forma en que disuadiremos a las empresas e individuos que las dirigen, a fin de que no incurran en esta conducta".

El abogado de Wazana, Peter Schey, dijo que la empresa reconoce actos de negligencia cometidos hace cinco años, cuando desatendió el estatus migratorio de algunos trabajadores. Afirmó que Wazana está comprometida con el cumplimiento de las leyes.

"Estos errores se corrigieron hace mucho tiempo, y los cambios en los procedimientos impedirán que ocurran de nuevo", agregó.