El tirador brasileño Jovane Silva se proclamó campeón paralímpico de esgrima en silla de ruedas en la modalidad espada individual (clase B) al vencer 15-14 en la final a su rival de Hong Kong Chik Sum Tam.

En un combate muy igualado, Silva se impuso en la recta final del encuentro por 15-14 después de vencer el último asalto al que llegaron empatados.

El brasileño, que se había mostrado muy irregular en la fase de grupos clasificatoria, estuvo infalible en las eliminatorias y se plantó en la final con una racha de tres holgadas victorias consecutivas.