El Gobierno argentino expresó hoy su "firme apoyo" al diálogo de paz acordado entre el Ejecutivo de Colombia y las FARC y deseó que puedan "avanzar en una negociación que contribuya a la paz social", informó la Cancillería argentina.

Un día después del anuncio de las conversaciones con respaldo internacional que se iniciarán en octubre en Noruega y proseguirán en Cuba, el ejecutivo argentino expresó su "firme apoyo a todo esfuerzo" que permita "pacificar la vida política y social del pueblo colombiano", según un comunicado hecho público hoy.

En esta declaración también se reclama que del proceso surja "una solución definitiva" que "indudablemente" será "trascendente para América del Sur y Latinoamérica en general".

"Argentina ha expresado su total disposición a colaborar en el éxito del diálogo, así como en ofrecer todo aquello que el gobierno colombiano considere que nuestro país pueda aportar a este histórico proceso", añade el comunicado.

El presidente Juan Manuel Santos, desde Bogotá, y seis representantes del máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", desde La Habana, confirmaron este martes el arranque de un nuevo proceso de negociaciones para pacificar Colombia después de casi medio siglo de conflicto armado.

Los dos anteriores procesos negociadores con las FARC fracasaron, al igual que un largo proceso con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una guerrilla menos poderosa, que también manifestó su interés en sumarse a los esfuerzos en pro de la paz.

El primero lo promovió el presidente conservador Belisario Betancur (1982-1986), que avanzó hasta un alto el fuego, y el segundo lo llevó a cabo el también conservador Andrés Pastrana (1998-2002), que aceptó desmilitarizar una gran zona del sur del país y nunca cesaron las hostilidades.