El expresidente dominicano Leonel Fernández calificó hoy de "gravísimo error" la despenalización de las drogas y pidió un endurecimiento de las políticas de lucha contra el narcotráfico.

"El hecho de que las políticas de lucha contra el narcotráfico no hayan funcionado no quiere decir que haya que pasar al extremo de la legalización (...) sería un gravísimo error", indicó Fernández a un grupo de periodistas en Washington.

El exmandatario dominicano realizó estas declaraciones tras ofrecer el discurso inaugural de la conferencia anual del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

"Hay que repensar las estrategias, reforzar debilidades y establecer mejores mecanismos de integración y cooperación regionales. La solución no es claudicar", indicó Fernández.

Para el exmandatario dominicano, el narcotráfico y el crimen organizado es uno de los principales retos que afronta la región latinoamericana y denunció la "doble moral" respecto al terrorismo y el narcotráfico.

"Al terrorismo se le combate frontalmente y, si hay que ir a la casa de (Osama) Bin Laden y provocar su muerte, se hace y no hay por eso ningún prurito moral", explicó Fernández.

"A veces, a estos capos se les trata con mayor complacencia", aseguró.

Asimismo, subrayó los problemas derivados de la facilidad de acceso a las armas en Estados Unidos y exigió un fortalecimiento de los mecanismos de control de la distribución de armas

"Hay que avanzar en el porte y tenencia de armas, la gente consigue armas muy fácilmente, sobre todo en EE.UU., no solo revólveres sino armas de guerra", dijo Fernández.

El debate en torno a la despenalización de las drogas y nuevas formas de combate contra el narcotráfico ha vuelto abrirse en América Latina después de que presidentes como el guatemalteco Otto Pérez Molina o el uruguayo José Mujica se posicionasen a favor de estudiar alternativas.

No obstante, EE.UU., que lidera la guerra contra las drogas en la región y ha dedicado millones de dólares a su combate, se ha opuesto rotundamente a esta posibilidad.