Alberto Contador protagonizó una fuga osada y ganó el miércoles la 17ma etapa de la Vuelta a España, con lo que le arrebató el liderato en la clasificación general a Joaquín Rodríguez.

El bicampeón del Tour de Francia recurrió a su experiencia al emprender una arriesgada fuga cuando faltaban más de 50 kilómetros para cruzar la meta y sólo quedaba un ascenso de montaña, en la cima de Fuente Dé.

Contador nunca flaqueó y construyó una ventaja de 2 minutos, 38 segundos sobre su compatriota español, quien había mantenido la camiseta roja de líder desde la cuarta etapa de la carrera, de 21 etapas.

Contador festejó con un grito tras cronometrar 4 horas, 29 minutos, 20 segundos. Con ese tiempo, acumuló una ventaja considerable sobre Alejandro Valverde, de 1minuto, 52 segundos.

"Era algo arriesgado, me la he jugado", dijo un emocionado Contador, que sabía que el miércoles era crucial con sólo la penúltima etapa del sábado — y última etapa de montaña — disponible para superar un déficit de 28 segundos frente a Rodríguez. "Iba a última hora un poco justo, he pensado que dirían que atacaba igual que en Barcelona (antes de tiempo) pero quería arriesgarme", declaró Contador, citado por la agencia Europa Press.

Valverde también superó a Rodríguez, para arribar segundo en la etapa y ascender al segundo puesto en la general.

Valverde casi atrapa a Contador en los últimos 17 kilómetros de la subida final, para terminar seis segundos después, junto al colombiano Sergio Luis Henao.

Con la ayuda de Paolo Tiralongo, ex compañero del equipo Astana, Contador comenzó la fuga en la penúltima etapa de montaña, en Collado de la Hoz. El español necesitó más de 20 kilómetros para establecer una ventaja de 30 segundos sobre Rodríguez, pero fue entonces cuando abrió la brecha aún más, de hasta un minuto de diferencia, en otros 10 kilómetros antes de cruzar la meta.